Rapaces Ibéricas

Aliadas
del campo

El problema

Una simbiosis ancestral a punto de desaparecer

Las grandes rapaces ibéricas han convivido con nosotros en campos y montes durante milenios, estableciendo una relación con ganaderos y agricultores en la que todas las partes salían beneficiadas.

Pero de ser especies comunes en el continente a principios del s. XX, en pocos años pasaron a estar en peligro. Las medidas de protección implantadas desde los años 80 han permitido -no sin grandes dificultades-, comenzar a recuperar poblaciones de buitre negro, águilas, milanos o cernícalos. España alberga más del 80% de las parejas de buitre negro de Europa: son poblaciones clave para la supervivencia de la especie.

QUIERO AYUDAR
Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Condiciones de uso y Política de Privacidad.
I Accept
Las especies en peligro

Conoce a las rapaces ibéricas más amenazadas de nuestra fauna.

Águila imperial ibérica
Águila imperial ibéricaJoya y emblema
Con apenas 50 parejas censadas en 1974, estuvo a punto de desaparecer. Pero desde los años 90, su población se ha ido incrementado hasta superar las 600 parejas a día de hoy. Un enorme esfuerzo de conservación conjunto ha evitado la extinción de esta joya exclusiva de la península ibérica.
Buitre negro
Buitre negroUn higienista natural
Más del 80% de los buitres negros que hay en Europa están en España: unas 3.000 parejas. Esta enorme rapaz, de casi tres metros de envergadura, puede consumir unos 300 kilos de carroña al año, cumpliendo una función esencial al evitar la propagación de enfermedades en el campo.
Buitre Leonado
Buitre LeonadoCon ellos todo vuelve a la naturaleza
Son los grandes ‘limpiadores’ de campos y montes. Recorren cientos de kilómetros y pueden hacer desaparecer los restos de un animal en minutos. Su potente aparato digestivo elimina cualquier resto de patógenos presente en el cadáver que consumen. Realizan un trabajo esencial -y gratuito- para los ganaderos extensivos.
Milano real
Milano realLas cometas rojas
El milano real, otro de los ‘señores del cielo’, está en peligro de extinción en zonas de España como las Islas Baleares. Los milanos completan el control sanitario del campo, consumiendo cadáveres de animales de pequeño tamaño o restos de animales, como placentas de ganado o animales silvestres.
Lechuza común
Lechuza comúnSilencioso controlador de roedores
Depredadora generalista de voraz apetito y que frecuentaba zonas periurbanas, está catalogada como especie ‘En Peligro’. El uso masivo de venenos, las transformaciones en el campo, la pérdida de zonas de nidificación -por construcción de infraestructuras- y los frecuentes atropellos han sido causa de su declive.
Cernícalo primilla
Cernícalo primillaVecino veraniego en nuestros pueblos
Durante siglos, estos pequeños halcones atravesaron el Sahara y cientos de kilómetros para venir a criar sus polluelos en iglesias, castillos o viviendas de los pueblos. Pero en las nuevas construcciones los huecos para anidar desaparecen y los insectos de los que se alimentan son cada vez son más escasos.
Las amenazas

Principales factores que han llevado a estas especies a estar en peligro

Unidos ante el futuro

Ganadería extensiva tradicional

El gran valor cultural y social de la ganadería extensiva tradicional se asienta en el respeto hacia los ecosistemas, los ciclos naturales y en su íntima relación con las grandes aves necrófagas. Ambos están ligados y se prestan ayuda.

Más de 500 explotaciones ganaderas han participado ya en nuestros proyectos de conservación de necrófagas. Junto con las grandes rapaces, estos ganaderos son los verdaderos protagonistas de los éxitos alcanzados.

agricultura responsable

La intensificación agrícola y el uso masivo de insecticidas y herbicidas son grandes enemigos de muchas aves que, como milanos o lechuzas, mueren en grandes cantidades por comer roedores envenenados con estos productos. O como el cernícalo primilla, cuya alimentación se basa en insectos que prácticamente han desaparecido de nuestros campos. Una verdadera cadena de muerte. 

Cómo lo logramos

Desde hace más de veinte años, nuestras estrategias de conservación han buscado la colaboración con las partes implicadas en todos nuestros proyectos. Involucramos a las personas que conviven y comparten el territorio con las especies amenazadas: ganaderos, agricultores, cazadores y poblaciones del entorno. Juntos, buscamos soluciones a los posibles conflictos y encontramos la forma de que la conservación natural sea un esfuerzo positivo para todos.

0 ha
DE TERRITORIO CUBIERTO A TRAVÉS DE ACUERDOS CON EXPLOTACIONES GANADERAS
0t
DE BIOMASA GENERADA anualmente con GANADERÍAS COLABORADORAS
0
MULADARES de alimentación de rapaces HABILITADOS, distribuidos EN OCHO PROVINCIAS
0 ha
gestionadas en TAREAS de custodia DEL TERRITORIO

Ponte con nosotros en primera línea

¡Únete a nuestra aventura! Protege con nosotros las especies de aves que son claves para el futuro del campo y de la biodiversidad en nuestro país.

Si eres empresa o entidad

Financia un programa
BLOG

Historias de Rapaces

Más historias