La Foca Monje del Mediterráneo

El
momento
decisivo

por qué te necesitamos

Ahora o nunca

Hemos trabajado durante 20 años para asegurar la supervivencia y recuperar la última gran colonia de foca monje del Mediterráneo que queda en el mundo. Hoy, su mejor estado de salud nos permite dar un paso más y comenzar a crear nuevas poblaciones que aseguren la continuidad de la especie en el planeta. 

Es un reto enorme, es el momento decisivo. Te necesitamos para lograrlo.

QUIERO AYUDAR

Las playas que nunca debieron abandonar

Aunque parezca increíble, hubo un tiempo en que las costas de todo el Mare Nostrum y parte del Océano Atlántico estaban pobladas por uno de los animales más hermosos y entrañables que existen: la foca monje del Mediterráneo. Sin embargo, empezaron a ser cazadas por su piel y su grasa, hasta casi su total extinción.

Unas pocas lograron sobrevivir refugiadas en cuevas donde la persecución humana no pudo encontrarlas para acabar con ellas. El mayor grupo de foca monje del Mediterráneo permaneció a salvo en tres grutas de la costa de la Península de Cabo Blanco (Mauritania). En 1998 solo quedaban en esas cuevas 100 animales en muy precarias condiciones. Hoy en día en el mundo quedan unas 700 focas monje del Mediterráneo.

distribución
Amenazas pasadas

Al borde de la desaparición

Hasta el año 2001, la última gran colonia de foca monje del mundo no contaba con ningún tipo de protección: las piraguas de pesca artesanal calaban ilegalmente sus redes frente a las cuevas, los recolectores de percebes entraban en ellas provocando estampidas y los barcos arrastreros pescaban muy cerca de la costa llevándose todo por delante, incluidas las focas.

La cercana ciudad de Nouadhibou -con más de 100.000 habitantes-, crecía dispersando cada vez más personas hacia el área de las cuevas.

Las redes de enmalle son uno de los principales enemigos de las focas

La reserva ‘costa las focas’

El santuario de una especie única

En el año 2001, con la colaboración de los pescadores artesanales y las autoridades, logramos crear un refugio que protegiese las cuevas de cría y su entorno -tanto por tierra como por mar-, evitando así la colocación de redes de pesca y que nadie las molestara en sus lugares de descanso y reproducción. Nace la ‘Reserva Costa de las Focas’. 

Loading...
CÓMO LO LOGRAMOS

Alianzas
para el éxito

Al proteger a una especie en peligro, es imprescindible diseñar acciones globales que incluyan tanto medidas de conservación como acciones sociales que involucren a la población local.

En Mauritania trabajamos con los pescadores, las autoridades y las escuelas de la cercana ciudad de Nouadhibou, para juntos sumar fuerzas en la conservación de la foca monje y su hábitat. Desarrollamos un programa de mejora de las condiciones de vida y trabajo de los pescadores, proporcionándoles instalaciones, materiales y formación para mejorar su seguridad en el mar, su asistencia sanitaria y la venta de sus productos pesqueros.

Durante 20 años, nuestros programas de divulgación ambiental han mostrado a miles de escolares la importancia del esfuerzo común para conservar la riqueza natural de su entorno.

LA COLONIA, HOY

Después de dos décadas de trabajo ininterrumpido, los resultados no pueden ser más esperanzadores

La colonia no solo ha sobrevivido, sino que casi se ha cuadruplicado su tamaño con más de 35 ejemplares. El número de nacimientos anuales ha aumentado en más de un 200%: de 25 hasta casi 80. Además, en Mauritania hemos desarrollado metodologías y tecnologías específicas para monitorizar a la colonia, como las pulseras GPS y las cámaras de foto-trampeo en el interior de las cuevas. Estos elementos nos permiten seguir la vida de la colonia en directo y conocer a todos y cada uno de sus integrantes y sus movimientos.

+0
AÑOS DE TRABAJO
+0
INDIVIDUOS EN LA COLONIA
+0
NACIMIENTOS ANUALES
+0
PROYECTOS REALIZADOS
El futuro de la foca monje

El reto continúa

A pesar de los buenos resultados, la especie sigue en grave peligro y las amenazas siguen siendo muchas: hay riesgo de una nueva mortandad masiva por enfermedad, las tres cuevas en las que viven las focas sufren continuos derrumbes, la subida de nivel del mar amenaza las playas de cría en el interior de las cuevas y la cercana ciudad de Nouadhibou se expande hacia la colonia.

Por eso, debemos seguir trabajando. Es hora de crear nuevas colonias en aquellos lugares donde antes vivían, en las playas que nunca debieron abandonar. Una red de poblaciones de foca monje en el Atlántico permitirá asegurar la supervivencia de la especie a largo plazo.

Es un reto enorme. Te necesitamos para que la foca monje sobreviva.

Ponte con nosotros en primera línea

¡Únete a nuestra aventura! Construyamos juntos el futuro de una de las especies más bellas de nuestro mundo.

Como empresa o entidad

Financia un programa
NOS AYUDAN

Gracias por vuestro
compromiso

Las organizaciones públicas y privadas que apoyan nuestro Programa de Conservación de la foca monje del Mediterráneo, contribuyen a proteger la última gran colonia de la especie que sobrevive en nuestros días y ayudan a su expansión, para garantizar el futuro de la especie.

Entre nuestros socios públicos se cuentan el Ministerio de Medio Ambiente de Mauritania, el Parque Nacional de Banc D’Arguin, el Instituto Mauritano de Investigaciones Oceanográficas y Pesqueras, y la Dirección Regional de Enseñanza.

Todas nuestras actuaciones en Mauritania se hacen de la mano de nuestra ONG hermana Annajah y bajo el marco del Plan para la conservación de la foca monje del Mediterráneo en el Atlántico Oriental, acordado por las autoridades de España, Portugal, Marruecos y Mauritania.

Financiadores
Nuestros aliados

 

Contamos con el apoyo de varias entidades que nos apoyan de diferentes formas en el desempeño de nuestro trabajo.

Marco de actuación

El Programa de Conservación de la Foca Monje ejecuta en Cabo Blanco, sobre el terreno, las actuaciones acordadas por las autoridades de España, Portugal, Marruecos.

Nuestros apoyos

Mantenemos convenios de colaboración firmados con entidades con las que ponemos en marcha numerosas actuaciones de conservación.

BLOG

Foca News

Más historias